elnuevodiario.com.ni
  •   Kuala Lumpur  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los dos pasajeros que abordaron el avión de Malaysia Airlines desaparecido el sábado con 239 personas a bordo podrían pertenecer a una banda de ladrones de pasaportes, dijo hoy el director general del Departamento de Aviación Civil de Malasia, Azharudin Abdul Rahman.

Azharudin señaló en rueda de prensa en Kuala Lumpur, retransmitida por la televisión, que los investigadores que estudian las imágenes del circuito cerrado de vídeo del aeropuerto han determinado que ambos podrían estar involucrados en un caso abierto de robo de pasaportes.

El alto funcionario también corrigió la primera información al declarar que ninguno de los dos tenía rasgos asiáticos.

"No podemos revelar su nacionalidad, ya que podría obstaculizar las investigaciones", agregó Azharudin en su última comparecencia ante la prensa el lunes por la noche.

El estudio de la grabación del embarque en el vuelo MH370 hacia Pekín ha determinado que las autoridades y el personal de seguridad siguieron los protocolos establecidos en todo momento, de acuerdo con Azharudin.

No obstante, eso no impidió que dos personas embarcasen con identidades falsas, las del italiano Luigi Maraldi y el austríaco Christian Kozel, a quienes les habían robado los pasaportes en Tailandia en 2013 y 2012, respectivamente.

El ministro del Interior malasio, Ahmad Zahid Hamidi, anunció el domingo que se abriría una investigación sobre el personal del Departamento de Inmigración en servicio durante el vuelo MH370, para esclarecer cómo era posible que a ninguno le llamaran la atención unos pasajeros con pasaportes austríaco e italiano pero con rasgos asiáticos.

Agencias de inteligencia de varios países participan en una investigación que se centra en aclarar el posible cambio de rumbo que el avión pudo realizar sin que el piloto lo comunicara ni enviara un mensaje de alerta y en la presencia de pasajeros con pasaportes falsos.

Además, Australia, China, Estados Unidos, Filipinas, Indonesia, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur, Tailandia y Vietnam participan en la búsqueda del Boeing 777-200 en el golfo de Tailandia y el estrecho de Malaca, operación que hasta el momento no ha encontrado el avión o sus restos.

El vuelo MH370 despegó de Kuala Lumpur a las 00.41 hora local (16.41 GMT del viernes) y tenía previsto llegar a Pekín unas seis horas más tarde, pero desapareció del radar una hora después.

En el avión viajaban 239 ocupantes, 227 pasajeros, incluidos dos menores, y una tripulación de 12 malasios.

La lista ofrecida por Malaysia Airlines contiene a 153 chinos, 38 malasios, 7 indonesios, 6 australianos, 5 indios, 4 franceses, 3 estadounidenses, 2 neozelandeses, 2 ucranianos, 2 canadienses, 1 ruso, 1 italiano, 1 holandés, 1 austríaco y 1 taiwanés.