•   Moscu  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Moscú lanzó ayer una contraofensiva diplomática sobre Ucrania, prometiendo a las potencias occidentales presentar propuestas para salir de la crisis en la exrepública soviética, que procura evitar una integración a Rusia de la península separatista de Crimea.

En momentos en que Kiev critica la “agresión” rusa y busca el apoyo de los países occidentales, Rusia indicó que presentará varias propuestas a los países occidentales para solucionar la crisis en Ucrania “en el marco del Derecho internacional”.

El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, no detalló las propuestas, pero pareció dejar de lado la idea de un grupo de contacto que reclaman la jefa de gobierno alemana, Angela Merkel, y el presidente estadounidense, Barack Obama.

Aviones de la OTAN

En las propuestas occidentales a Moscú, “todo está formulado en la dirección de un presunto conflicto entre Rusia y Ucrania”, declaró Lavrov, recalcando que las actuales autoridades ucranianas llegaron al poder por medio de un “golpe de Estado”.

En este contexto, la OTAN decidió desplegar aviones de reconocimiento de tipo AWACS sobre Polonia y Rumania “como parte de los esfuerzos de la Alianza para observar la situación en Ucrania”, indicó en un comunicado.

Washington, mientras tanto, dijo estar dispuesto a seguir dialogando, pero pidió a Moscú “pruebas” de que está dispuesto a avanzar tomando en cuenta una serie de propuestas estadounidenses.

Las propuestas tienen como objetivo facilitar el diálogo entre Moscú y Kiev, luego de que Rusia desplegara tropas en la provincia ucraniana de Crimea (sur).

Según Estados Unidos, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, le envió a Lavrov las ideas y las discutió durante una llamada telefónica el sábado, pero aún no obtuvo respuesta.