elnuevodiario.com.ni
  •   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El narcotráfico, el crimen organizado y la corrupción amenazan la gobernabilidad democrática en América Latina, advirtieron hoy en Panamá expresidentes latinoamericanos en un foro del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, sobre el tema.

Los exmandatarios Carlos Mesa (Bolivia), Vincio Cerezo (Guatemala), Ernesto Samper (Colombia) y Nicolás Ardito Barletta (Panamá) debatieron el asunto en el Foro Regional "Alianzas para Fortalecer la Gobernabilidad Democrática, la Integridad Pública y el Liderazgo en América Latina", en la Ciudad del Saber, en las orillas del Canal de Panamá.

Respaldados por su gestión de Gobierno, evaluaron el escenario actual y reconocieron que América Latina vive una nueva experiencia democrática en la que se respetan los procesos eleccionarios.

Señalaron que estos avances han fortalecido a las instituciones y la gobernabilidad democrática, pero que enfrentan otros desafíos distintos a los ideológicos de antaño, como ahora lo son el tráfico de drogas, el crimen organizado, su violencia y la corrupción.

Hay que proteger los procesos electorales, dice Samper

El expresidente Samper (1994-1998) habló de la "influencia del narcotráfico en los procesos electorales", un problema que, dijo, "Colombia ha vivido y del que yo también he sido víctima".

Samper afirmó que la "única manera" de acabar con esto es con una "financiación total de las campañas por el estado" para proteger los procesos electorales.

El exgobernante colombiano fue más allá, y en una rueda de prensa reconoció que el narcotráfico ha avanzado y "está de alguna manera enquistado en la realidad latinoamericana".

"Tengo una preocupación especial por lo que puede llegar a suceder en Centroamérica con el desplazamiento de los carteles de México, buscando el mercado" centroamericano, indicó Samper.

Empero, el exmandatario colombiano valoró nuevos compromisos en la región a favor de una política alternativa de lucha contra la drogas en vez del prohibicionismo para evitar que se haga más violento el combate contra el narcotráfico.

En el caso de la corrupción, una solución, según Samper, es cambiar del sistema presidencialista, "que es el más corrupto", a uno semi-parlamentario.

El expresidente Cerezo (1986-1981) recomendó un "análisis profundo" de la corrupción para fortalecer las instituciones y no el individualismo y el caudillismo.

Cerezo destacó que la corrupción ha hecho perder prestigio a los Congresos en la región, y que para prevenir este flagelo hay que rescatar la dignidad de los servidores públicos con buenos salarios.

Gobernabilidad amenazada, dice expresidente de Bolivia

Para el expresidente Mesa (2003-2005), la gobernabilidad democrática en Latinoamérica está siendo amenazada principalmente por el crimen organizado, la violencia y el dinero que lo alimenta.

Mesa explicó que el crimen organizado y sus estructuras de poder como el narcotráfico, la trata de personas, el tráfico de armas "están poniendo en jaque la viabilidad de sistemas democráticos que sean capaces de administrar adecuadamente sus instituciones".

Opinó que esto incide en el largo y el mediano plazo en "la distorsión dramática de valores esenciales (...) que tienen que ver con los resultados prácticos de la impunidad" y el éxito y el logro fácil de bienes materiales y de placer.

"Esta lógica que es dramática está planteando un desafío fundamental en América Latina que pone en riesgo no solamente el proceso democrático, sino el funcionamiento de las estructuras básicas" del Estado, afirmó Mesa.

"Ese es un aspecto en el que tenemos que tener cuidado", apuntó.

El expresidente Barletta (11 octubre 1984 - 27 septiembre 1985), abogó por un "proceso de educación permanente" para prevenir la corrupción y para que haya "más transparencia" y "más honestidad".

Barletta dijo que en los últimos años la percepción de la corrupción se ha hecho más visible, y que una forma de combatirla es subiendo sus costos y mediante la rendición de cuentas de los gobernantes.