•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El grupo de las siete economías más desarrolladas (G-7) afirmó el miércoles que el referéndum en Crimea sobre su posible anexión a Rusia no tendría “ningún efecto jurídico” y llamó a Moscú a desistir de cambiar el estatus de esa península.

El G-7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia y Japón), junto a líderes de la Unión Europea, instaron a Rusia a “cesar todos los esfuerzos para cambiar el estatus de Crimea en contra de la ley ucraniana y en violación de la ley internacional”, según un comunicado divulgado en Washington por la Casa Blanca.

Un referéndum de esa naturaleza “no tendría ningún efecto jurídico”, apuntaron.

“Considerando la falta de una adecuada preparación y la intimidatoria presencia de tropas rusas, sería además un proceso profundamente viciado que no tendría fuerza moral. Por todas esas razones, no podemos reconocer su resultado”, añadió el comunicado.

Referéndum el domingo

La declaración fue dada a conocer antes del referéndum previsto para el domingo en Crimea. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tenía planeado recibir este miércoles en la Casa Blanca al primer ministro interino ucraniano Arseni Yatseniuk.

El G-7 expresó que la anexión de Crimea sería una “clara violación” de la Carta de las Naciones Unidas, y también una violación a compromisos rusos en diversos tratados.

Acciones adicionales

Los países del G-7 afirmaron que en el caso de que la Federación Rusa decida anexar Crimea, tomarán acciones adicionales tanto individual como colectivamente.