elnuevodiario.com.ni
  •   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Seis pandillas de El Salvador anunciaron este jueves que están dispuestas a seguir con un proceso de distención entre ellas durante la gestión del presidente electo, Salvador Sánchez Cerén, quien asumirá el cargo el 1 de junio.

"Aprovechamos para expresarles que por nuestra parte seguimos empeñados en continuar con el proceso (tregua) iniciado hace dos años", consignan en un comunicado enviado a la prensa por los voceros nacionales de las pandillas Mara Salvatrucha (MS-13), Barrio 18, Mao Mao, Máquina, Mirada Locos 13 y Privadas y Privados de Libertad de Origen Común.

En un mensaje de felicitación a Sánchez Cerén y al vicepresidente electo, Óscar Ortiz, por su victoria en la segunda vuelta electoral del domingo en El Salvador, las pandillas señalan que desean mantener su aporte para solucionar el problema de la violencia.

"Si ustedes nos lo permiten, queremos seguir siendo parte de la solución del problema de violencia que afecta al país", puntualiza el mensaje.

El domingo 9 de marzo, el mismo día del balotaje, se cumplieron dos años del proceso de distensión entre ellas que produjo una disminución de los homicidios de 50%, que bajaron de 14 a 6,8 por día.

En los dos años del pacto, "la vida de 5.539 personas ha dejado de perderse", destacan los pandilleros.

Señalan además que no le guardan "ningún rencor" a la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que resultó derrotada en las elecciones, y que usó como lema para atraeer votantes antes de la primera ronda electoral del 2 de febrero, el ataque frontal a las maras.

Al hacer un recuento de las bondades de la tregua, las pandillas mencionan que la tasa de extorsiones se redujo en un 18%, y que sus miembros entregaron en forma voluntaria un total de 504 armas.

"El proceso de tregua y de paz, contrario a lo que vaticinaron sus detractores, quienes afirmaron que no era sostenible (...), se ha extendido ya por dos años y -lo más importante- ha producido resultados que lo convierten en el experimento más exitoso en cuanto a acciones de prevención de violencia del que se tenga conocimiento en toda la América Latina", resumen las pandillas.