•   Pekin  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Agresores armados con cuchillos mataron al menos a tres personas en medio de la calle en la ciudad de Changsha, en China central, pero las autoridades descartan el móvil del terrorismo, casi dos semanas después de la masacre de 29 personas en una estación de ferrocarril.

“Tres personas murieron”, declaró a la AFP por teléfono un responsable de Changsha, capital de la provincia de Hunan (centro), y añadió: “Le aseguro que no se trata de un ataque terrorista. El hecho ocurrió después de una riña en un mercado”.

La fuente agregó que los tres cadáveres estaban “tirados en el suelo en el lugar del crimen”.

Una emisora de radio local describió que uno de los atacantes, que se dirigía a una panadería, asesinó a puñaladas a una mujer de unos 80 años, que iba a entrar al negocio.

La policía cercó el escenario del crimen y bloqueó las carreteras cercanas.

El caso anterior

Treces días atrás, un “violento ataque terrorista” llevado a cabo por “hombres armados con cuchillos” dejó un saldo de 29 personas muertas y 130 heridas en una estación de trenes de Kunming, capital de la provincia china de Yunnan (suroeste).

Posteriormente, fueron señalados como responsables separatistas uigures, musulmanes turcoparlantes de la convulsionada región noroccidental china de Xinjiang.