•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades guatemaltecas confirmaron ayer el hallazgo de dos vehículos con “restos humanos” enterrados en un área montañosa al sur del departamento de Guatemala.

El viceministro de Gobernación (Interior), Eddy Juárez, informó que la Policía Nacional Civil (PNC) e investigadores de la Fiscalía encontraron los dos automóviles en un terreno del municipio de Amatitlán, a 32 kilómetros de la capital.

Desde hace 4 días

Juárez se limitó a precisar en declaraciones a los periodistas que en dos vehículos tipo camionetas fueron hallados “restos humanos”.

El lugar donde se realiza la investigación se encuentra cercado por policías desde hace cuatro días, cuando empezaron las excavaciones.

De acuerdo a Juárez, las autoridades empezaron las búsqueda en el lugar alertadas por información recabada tras la captura de varios supuestos miembros de la banda criminal “Los Sierra Ovando”, compuesta por policías, expolicías y civiles.

Los medios locales le atribuyen a “Los Sierra Ovando” la muerte de alrededor de un centenar de personas, y han vinculado el caso de los restos humanos a una familia secuestrada en Amatitlán, en abril de 2013, sin que ello haya sido confirmado por ninguna autoridad.

 

Un cráneo

Un cráneo y otros huesos, así como ropa, fueron hallados en el lugar donde continúan las excavaciones. Se presume que ahí se encuentran los cadáveres de siete miembros de la familia Méndez Esquité y de un guardia de seguridad, quienes desaparecieron el 3 de abril del año pasado en ese municipio.