•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • AFP y EFE

El Gobierno de Venezuela amplió este viernes los operativos contra manifestantes radicales, mientras endureció el tono contra Washington y acusó al secretario de Estado norteamericano de “asesino del pueblo venezolano” por alentar las protestas, cuyo saldo es de 28 muertos.

“Vamos a entrar con planes especiales (...), un día y otro día, hasta que liberemos de guarimberos —manifestantes que bloquean las calles con barricadas— y delincuentes a todas las urbanizaciones de esa clase media alta y clase media, que son las principales víctimas de este golpe de Estado”, aseguró Maduro en rueda de prensa.

Los operativos ordenados por Maduro, consistentes en una mayor presencia policial, detención de radicales y decomisos, se han centrado principalmente en Caracas, San Cristóbal (oeste), cuna de las protestas, y Valencia (norte), donde el pasado miércoles dos civiles y un guardia nacional murieron por impacto de bala.

Fiscal acusa a EE.UU.

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, acusó este viernes en Ginebra a Estados Unidos de querer financiar “acciones violentas” en su país después de que parlamentarios norteamericanos propusieron desbloquear fondos para ayudar a organizaciones y activistas.

Los parlamentarios estadounidenses pidieron que ese “dinero” sea desbloqueado “indudablemente (...) para financiar estas acciones violentas que se han venido produciendo en Venezuela, para comprar C4 (una sustancia explosiva)”, declaró Díaz durante una conferencia de prensa en Ginebra, al margen del Consejo de los Derechos Humanos de la ONU.

EE.UU. responde

Por su parte, Marie Harf, portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., afirmó ayer que el Gobierno de Venezuela “falta descaradamente a la verdad” cuando trata de responsabilizarlo de las protestas en su país, y subrayó que no ha descartado ninguna “opción” para responder a esa situación, incluidas las sanciones.

“Los funcionarios en Venezuela que tratan de hacer que esto (las protestas) gire en torno a Estados Unidos están faltando descaradamente a la verdad sobre lo que está pasando allí”, dijo Harf.

Jaua acusa a Kerry

El canciller venezolano, Elías Jaua, responsabilizó ayer directamente al secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, de ser el “principal alentador de la violencia” en Venezuela y le llamó “asesino” del pueblo venezolano.

“No vamos a bajar el tono, lo denunciamos a usted como asesino del pueblo venezolano, señor Kerry. No le vamos a bajar el tono a ningún imperio hasta tanto ustedes no le ordenen a sus lacayos en Venezuela cesar la violencia contra el pueblo”, dijo Jaua encendido en un acto de homenaje al fallecido presidente Hugo Chávez.

 

Contra aerolíneas

Las aerolíneas que cierren operaciones en Venezuela no podrán volver a operar en el país mientras haya un gobierno chavista, advirtió el presidente Nicolás Maduro a raíz de las cancelaciones de rutas anunciadas por compañías aéreas que reclaman al Gobierno una deuda en dólares. El miércoles, Tony Tyler, director general de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), con sede en Ginebra, aseguró que el Gobierno venezolano adeuda a compañías un total de 3,700 millones de dólares y advirtió que “las compañías no podrán sostener las operaciones de manera indefinida si no se les paga”.

 

Lo que dijo Kerry

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, aseguró el jueves que EE.UU. mantendrá sus esfuerzos diplomáticos para lograr que Maduro detenga su “campaña de terror contra su propio pueblo” y el pasado miércoles indicó que su país se reserva la opción de imponer sanciones a Venezuela o invocar la Carta Democrática Interamericana de la OEA.