•  |
  •  |

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, declaró este martes que espera que el próximo presidente de Estados Unidos "sea un factor de confianza en la economía" y en "un orden internacional más gobernable en los próximos años".

"Confío sobre todo en que la elección del nuevo presidente sea un factor de confianza en la economía, de confianza en un orden internacional más gobernable en los próximos años", manifestó Zapatero en conferencia de prensa.

El dirigente español reiteró que espera que el resultado de las elecciones presidenciales estadounidenses que se celebran este martes "sea un gran empuje de confianza a la economía mundial, a las relaciones internacionales en el mundo".

"Sea quien sea el vencedor, el gobierno de España trabajará con la mejor actitud", aseguró Zapatero.

El presidente del gobierno español consideró "importantes para España" estas elecciones "porque España tiene unos activos en su política exterior, como es su influencia y relación con Latinoamérica, con lo hispano en general" y una "capacidad de relación" con Oriente Medio y Africa "donde la cooperación y el trabajo con los EEUU puede ser extraordinariamente útil para todos".

El gobierno socialista español mantiene desde su formación, en 2004, unas tensas relaciones con el presidente estadounidense saliente, George W.Bush, que tienen su origen en la decisión de Zapatero de sacar de Irak a las tropas españolas que había enviado su predecesor, el conservador José María Aznar.

Zapatero no se ha reunido nunca con Bush, con el que también disiente sobre las relaciones con Cuba. El ejecutivo español desarrolló en los últimos cuatro años una política de acercamiento a la isla, lo que también fomentó entre los miembros de la Unión Europea (UE).

El candidato demócrata, Barack Obama, es el favorito para ganar las elecciones presidenciales de este martes en Estados Unidos.