•   La Haya  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El grupo informal de países más industrializados, G-7, decidió este lunes suspender su participación en la Cumbre del G-8 que organizaba Rusia en Sochi, aislando un poco más a Moscú por la crisis en Ucrania.

El presidente estadounidense Barack Obama había reunido este lunes en La Haya a sus aliados Alemania, Canadá, Francia, Gran Bretaña, Italia y Japón, al margen de la tercera Cumbre de Seguridad Nuclear (NSS).

En un comunicado final, el G-7 anunció la suspensión de su participación en la Cumbre de Sochi, que debía llevarse a cabo en junio, y reemplazarla por una reunión en Bruselas sin la participación de Rusia.

Rusia “tiene obligaciones internacionales y responsabilidades”, sostienen los mandatarios del G-7, que le recuerdan además a Moscú que este grupo informal nació “por las convicciones y las responsabilidades compartidas”.

Rusia al margen

“Las acciones de Rusia de las últimas semanas no concuerdan con ellas. Ante estas circunstancias no participaremos en la Cumbre de Sochi”, añadieron.

 

Más sanciones

El G-7 advirtió a Moscú, a través de un comunicado, que están “listos para intensificar las respuestas, incluidas con sanciones sectoriales coordinadas (...) si Rusia continúa alimentando la escalada (bélica)”.