elnuevodiario.com.ni
  •   La Haya  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La actitud de Rusia hacia sus vecinos, incluida Ucrania cuya república autónoma de Crimea fue incorporada a la Federación de Rusia, es un "signo de debilidad", dijo el presidente estadounidense Barack Obama en una conferencia de prensa en La Haya.

"Rusia es una potencia regional que está amenazando a algunos de sus vecinos inmediatos, no por fortaleza sino por debilidad", afirmó Obama al término de la cumbre de Seguridad Nuclear (NSS) que se llevó a cabo al margen una reunión de los líderes del G7.

"Cada uno de nuestros aliados de la OTAN tienen la garantía de que actuaremos en su defensa, sea cual fuere la amenaza. Es el pilar, vamos a defender eso", declaró.

El presidente estadounidense también rechazó toda "analogía" entre la anexión de Crimea a Rusia y la independencia de Kosovo.

"Cuando escucho analogías sobre Kosovo en donde miles de personas eran masacradas por su gobierno, es una comparación que no tiene ningún sentido", sostuvo el mandatario, que pidó "descartar algunas de las posibles justificaciones a las acciones rusas".

"Creo que es particularmente importante descartar esta noción de que algunos rusos de Ucrania están amenazados y que ello justificaría" lo que hizo Rusia, dijo Obama.

"La situación en Crimea no es un hecho consumado", aseguró Obama, quien reconoció no obstante que la situación no es sencilla.

Obama ratificó asimismo que los líderes del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia y Japón), que se reunieron el lunes para discutir sobre la situación en Ucrania, estudian nuevos pasos a dar en materia de sanciones contra Rusia si Moscú continúa agudizando la crisis.

"Si Rusia continúa avanzando, habrá consecuencias. Será una mala opción para (el presidente Vladimir) Putin. Elaboramos un marco adicional de sanciones si Rusia da nuevos pasos", indicó. Estas sanciones alcanzarían sectores económicos como el de la energía o el sector financiero.