elnuevodiario.com.ni
  •   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Costa Rica destruyó hoy un total de 21.318 armas de fuego, la mayor cantidad registrada en su historia, las cuales fueron utilizadas en delitos y estaban almacenadas en el Arsenal Nacional como evidencia judicial desde el año 2001.

"Una de las más importantes derrotas a la violencia y la criminalidad tiene que ver con la destrucción de las armas. Paz, armonía y concordia son nuestros sellos", manifestó en un discurso la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla Miranda, quien destruyó la última arma.

El Programa de Asistencia para el control de Armas y Destrucción de Municiones en Centroamérica (PACAM) de la Organización de Estados Americanos (OEA), fue el ente que emitió la certificación para que se diera hoy la destrucción en las instalaciones de la Dirección General de Armamento, en San José.

Según el PACAM, Costa Rica es el país de la región que más certificaciones ha recibido para la demolición de estas armas.

La mandataria Chinchilla añadió que ésta es una "política exitosa en combate a la violencia" y que esperan que sea "sostenible en el tiempo".

Además de la destrucción de las armas, las autoridades iniciaron la eliminación de 872.882 municiones de pequeño calibre, mediante el método de incineración.

Datos del Ministerio de Seguridad Pública (MSP), indican que del año 2011 al 2013 se destruyeron un total de 15.314 armas, mientras que en este año ya han fueron destruidas un total de 21.663, incluidas las 21.318 de hoy.

En los últimos cuatro años se han destrozado dos millones de municiones y 37.936 armas, según los datos oficiales de Costa Rica, país que abolió su ejército en 1948.