•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Congreso de EE.UU. aprobó hoy por una amplia mayoría en sus dos cámaras sendos proyectos de ley con 1.000 millones de dólares en garantía de préstamos para las nuevas autoridades de Ucrania y sanciones a Rusia por la anexión de Crimea.

El Senado votó a viva voz, con un resultado de 98 a favor y 2 en contra, una medida que incluye esa garantía de préstamos y 150 millones de dólares más de asistencia directa a Ucrania.

La Cámara de Representantes aprobó minutos después una medida muy similar con 399 votos a favor frente a 19 en contra, y el Congreso prevé tener listo el texto final del proyecto a última hora del día para enviárselo al presidente Barack Obama, quien lo debe firmar.

Desde Roma, donde se encuentra de visita dentro de su gira por Europa y Arabia Saudí, Obama había urgido hoy al Congreso a aprobar el paquete de ayuda a Ucrania.

"Hoy es un día importante para Ucrania", resumió el líder de los demócratas en el Senado, Harry Reid, durante la votación en esa cámara.

Sanciones a Moscú

Por su parte, el jefe de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes de EE.UU., Eric Cantor, destacó sobre la medida aprobada en ese órgano que impone sanciones "verdaderamente significativas" a Moscú por su anexión de la república autónoma ucraniana de Crimea.

Las sanciones incluidas en los proyectos aprobados hoy por los legisladores amplían la lista de personas y entidades, tanto rusas como ucranianas, ya penalizadas por órdenes ejecutivas firmadas por Obama en los últimos días por su apoyo al Kremlin en el proceso vinculado a la anexión de Crimea.

Lo que no incluirá el proyecto de ley final será una disposición muy disputada para la reforma del sistema de cuotas del Fondo Monetario Internacional (FMI) apoyada por el Gobierno de Obama y rechazada por los republicanos.

Los demócratas cedieron al respecto esta semana al retirar esa disposición de la medida introducida en el Senado.

Tarea de Obama

El Gobierno de Obama intentaba desde principios de este mes convencer al Congreso de que incluyera la reforma del FMI de 2010, aún sin ratificar en EE.UU., dentro del paquete de ayuda para Ucrania con el argumento de que el Fondo tendría así más capacidad para prestar recursos a las nuevas autoridades de Kiev.

Estados Unidos es el único país que no ha aprobado la reforma del sistema de cuotas en el Fondo, acordada en 2010 y estancada desde entonces.

Mediante esta reforma, que permitiría doblar la capacidad de préstamo de la institución internacional hasta los 700.000 millones de dólares, se trata de otorgar mayor peso específico en el FMI a las economías emergentes como reflejo de su creciente papel global.

En abril

Precisamente hoy el FMI señaló que espera cerrar su programa de asistencia financiera a Ucrania en "algún momento de abril", con el consiguiente primer desembolso, y se mostró "confiado" en que el plan tendrá éxito dado el "compromiso" expresado por las autoridades de Kiev.

William Murray, portavoz adjunto del FMI, señaló que tras el pacto alcanzado hoy en Kiev entre la misión del organismo y las autoridades ucranianas, por valor de entre 14.000 y 18.000 millones de dólares, ahora solo falta que el Directorio Ejecutivo lo ratifique en Washington.