elnuevodiario.com.ni
  •   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno argentino recompensará con un millón de pesos, unos 125.000 dólares, a quienes brinden información que permita dar con el paradero de menores robados a sus familias biológicas durante la última dictadura militar (1976-1983).

A través de una resolución publicada hoy en el Boletín Oficial, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos argentino aumentó de 100.000 pesos (12.453 dólares) a un millón de pesos la recompensa que ofrecerá a quien proporcione pistas sobre víctimas del delito de sustracción de menores durante el régimen militar.

La resolución argumenta que "si bien a la fecha, se ha logrado la restitución de 110 jóvenes víctimas de los delitos de sustracción de menores durante el terrorismo de Estado entre 1976 y 1983, aún restan encontrar hombres y mujeres víctimas de ese delito".

El aumento de la recompensa ofrecida se debe "al tiempo transcurrido, a la complejidad de los hechos y a las dificultades que existen para la obtención de la información que permitan dar con los objetivos previstos", agregó el texto, rubricado por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak.

La medida rige para todo el país y está destinada a las personas que, "sin haber intervenido en el hecho delictual del que podría haber sido objeto o víctima brinden datos útiles que resulten determinantes" en la búsqueda de hijos de desaparecidos que fueron apropiados durante la dictadura.

En las últimas décadas, 110 personas lograron recuperar su identidad gracias a la gestión de organizaciones de Derechos Humanos, como Abuelas de Plaza de Mayo, que calcula que cerca de 500 niños fueron robados durante el régimen de facto.