• Pekín, China |
  • |
  • |
  • AFP

China abogó por unos lazos comerciales, energéticos y militares más cercanos con los países de América Latina y el Caribe, en un documento difundido el miércoles, previo al viaje que el presidente Hu Jintao tiene previsto realizar a Cuba, Costa Rica y Perú.

Pese a la falta de proyectos específicos, China prometió proseguir la asociación "comprensiva y cooperativa" con una región que ha estado considerada tradicionalmente bajo la influencia diplomática de Estados Unidos.

"El documento quiere clarificar los objetivos de China hacia América Latina y el Caribe", señaló el ministro chino de Relaciones Exteriores, Yang Jiechi, según la agencia estatal China Nueva.

El documento hizo un llamamiento también a una expansión del comercio y señaló que China "considera positivamente" nuevos acuerdos comerciales con América Latina y el Caribe, también en los sectores energéticos y de otros recursos.

China ha llevado a cabo en los últimos años una política de acercamiento con países africanos ricos en materias primas para hacer frente a la voraz demanda energética de su economía en desarrollo.

Pekín concluyó además recientes acuerdos con algunos países latinoamericanos, entre ellos Venezuela.

Yang subrayó a China Nueva el deseo de Pekín de estrechar la comunicación y la cooperación para hacer frente a la crisis financiera internacional.

"China, América Latina y el Caribe tienen un interés común en evitar que la crisis se extienda a la economía real de ambas regiones, así como en reformar el sistema financiero internacional", agregó.

El documento fue difundido en momentos en que el presidente chino tiene previsto viajar a Cuba, Costa Rica y Perú, tras participar en la cumbre del G20 del 15 de noviembre en Washington sobre la crisis financiera internacional.

Por el momento se desconoce la fecha del viaje de Hu a Cuba, que ya visitó en noviembre de 2004. El mandatario chino irá a Costa Rica el 17 de noviembre.

Costa Rica es el único país centroamericano que tiene relaciones diplomáticas con China, pues los demás mantienen lazos con Taiwán, considerada una provincia rebelde por Pekín desde que ambos territorios se separaron tras la guerra civil, en 1949.