•   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente electo de El Salvador, el izquierdista Salvador Sánchez Cerén, aseguró ayer que su Gobierno se basará en el diálogo con todos los sectores salvadoreños y que no será copia ni del modelo de Estados Unidos ni del de Venezuela.

Después que el principal partido de la oposición, Alianza Republicana Nacionalista (Arena), reconociera ayer a Sánchez Cerén como presidente tras haber denunciado fraude en las elecciones del 9 de marzo.

Difícil

“Es muy difícil tener un referente o la idea de copiar modelos; eso no puede ser, si cada país tiene sus propias realidades”, aseveró Sánchez Cerén, el primer excomandante guerrillero en alcanzar el poder en El Salvador.

Dijo que “nadie puede soñar” que porque El Salvador sea amigo de Estados Unidos, se vaya a implantar el modelo norteamericano en su país, entre otras razones, porque mientras Estados Unidos es “una potencia mundial”, El Salvador es “un país pequeñito”.

“Lo mismo (ocurre) con Venezuela; Venezuela tiene enormes recursos naturales, el Sur tiene enormes recursos naturales, China tiene enormes recursos naturales, y nosotros no los tenemos”, indicó.

Sánchez Cerén insistió en que su modelo de gobierno será “el modelo para El Salvador y por El Salvador”; y que es en su propio país donde tiene que encontrar los elementos que le permitan “ir construyendo el nuevo modelo” sin “copiar nada”.

Arena lo reconoce

El partido opositor de El Salvador, Arena, reconoció ayer al oficialista Salvador Sánchez Cerén como presidente electo del país, tras fracasar en su pretensión de obligar a un nuevo escrutinio de los resultados de la segunda vuelta celebrada el pasado 9 de marzo alegando un supuesto fraude.

En un comunicado y por medio de varios dirigentes, Alianza Republicana Nacionalista (Arena) anunció este jueves que acata el fallo de la Sala de lo Constitucional del Supremo, que ayer rechazó un recurso de amparo de ese partido para que el órgano electoral hiciera un recuento “voto por voto” debido a un supuesto “fraude”.

 

"Es muy difícil tener un referente o la idea de copiar modelos; eso no puede ser, si cada país tiene sus propias realidades".

Salvador Sánchez Cerén
Presidente electo de El Salvador