•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

México recordó este jueves al escritor Octavio Paz, su único premio Nobel de Literatura, con un homenaje por el primer cententario de su nacimiento, al que asistieron intelectuales y cercanos colaboradores, que lo recordaron como un "liberal" que siempre defendió sus ideas.

"Yo soy un liberal. Nací en el liberalismo, soy hijo de liberales y mis primeras lecturas fueron los enciclopedistas franceses", habría dicho en vida Paz, según relató el historiador y ensayista mexicano Enrique Krauze en la primera de las cinco conferencias que se celebrarán en el Colegio Nacional por el centenario.

Un conmovido Krauze -considerado la mano derecha de Paz en la revista "Vuelta" por más de dos décadas- apuntó que a la vez era un liberal "decepcionado" por las crisis de este siglo que terminó sus días "en la zozobra", siempre preocupado por lo que pasaba en su propio país.

Por su parte, el hispanista británico Hugh Thomas, quien conoció a Paz en 1988, comentó que "fue un participante activo en el drama de los tiempos presentes, advirtiendo con claridad que, en su opinión, el socialismo democrático -no el totalitario- es quizás la única salida racional a la crisis de Occidente".

Paz, autor del ensayo "El laberinto de la soledad" (1950) -su obra más recordada-, fue enviado a París en 1945 como parte del personal de la Secretaría (ministerio) de Relaciones Exteriores. Allí conoció a poetas surrealistas, intelectuales europeos e hispanoamericanos que le hicieron alejarse del marxismo.

"No era izquierdista ni derechista. Octavio era Octavio Paz y (...) fue muy valiente porque siempre defendió sus ideas" pese a haber recibido críticas de simpatizantes de izquierda y derecha, le describió el historiador mexicano Miguel León-Portilla.

Sin embargo, el inglés David Brading, experto en temas latinoamericanos, consideró como "único" el libro 'Sor Juana Inés de la Cruz: las trampas de la fe' que Paz escribió en 1982 sobre la vida y obra de la religiosa y poetisa mexicana.

"El caso es más fascinante cuando consideramos que Paz es producto de una familia y una cultura liberales", resaltó el historiador británico.

Entre otros muchos reconocimientos, Paz fue galardonado en 1981 con el Premio Cervantes y en 1990 con el Nobel de Literatura.

Paz nació en Ciudad de México el 31 de marzo de 1914 y empezó a publicar sus poemas con 17 años. Además de su prolífica publicación de libros -como "Las perlas del olmo" (1957) o "El signo y el garabato" (1973)- fundó o dirigió revistas como "Taller", "Plural" y "Vuelta".

Para celebrar el primer siglo de nacimiento del autor, el gobierno mexicano ha preparado ciclos de conferencias, lecturas, conciertos, exposiciones y una edición facsimilar del poema "Viento entero"(1965).