elnuevodiario.com.ni
  •   Ginebra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU prolongó el viernes el mandato de la Comisión de investigación independientes sobre las violaciones de los derechos humanos en Siria que preside el experto brasileño Paulo Pinheiro.

La resolución, presentada por Arabia Saudita y Gran Bretaña, obtuvo 32 votos a favor, cuatro en contra (entre ellos los de Rusia y China) y 11 abstenciones.

Siria, que no forma parte del Consejo, criticó la resolución que destaca, entre otras cosas, "las responsabilidades del gobierno" sirio en la "negación de la ayuda humanitaria a los civiles".

La resolución pide a "todos los grupos" presentes en Siria que se "abstengan de actos de represalias y de violencia" y expresa "su profunda preocupación frente al desarrollo del extremismo y de los grupos extremistas".

La comisión, creada en septiembre de 2011, debe investigar sobre los crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos en Siria, donde una guerra civil que ya lleva más de tres años causó la muerte de 146.000 personas.

La comisión no ha podido entrar en Siria, por lo cual su trabajo se basa sobre todo en testimonios, fotos de satélites, documentos visuales e informaciones recibidas de diferentes organismos y organizaciones.