•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, y el mandatario electo salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, se comprometieron ayer a fortalecer la seguridad en los dos países y también el proceso de integración de Centroamérica.

Pérez Molina recibió este viernes a Sánchez Cerén, quien cumplió una visita de cortesía que marcó el inicio de una gira que le llevará al resto de países de la región para, dijo el mandatario electo, invitar a los gobernantes a su toma de posesión el próximo 1 de junio.

En una rueda de prensa conjunta en la Casa Presidencial, el mandatario guatemalteco comentó que felicitó a Sánchez Cerén por su triunfo electoral y le confirmó su asistencia a la toma de posesión.

La integración

Precisó que ambos se han comprometido a unificar esfuerzos para fortalecer la integración regional, el intercambio comercial y la seguridad bilateral.

Pérez Molina, un general del Ejército en situación de retiro, explicó que en el encuentro, que calificó de “importante”, ambos hablaron sobre la voluntad de seguir fortaleciendo la integración de Centroamérica y sobre todo la “histórica” relación bilateral.

“Queremos decirles que hemos conversado sobre temas generales, pero lo más importante es que pronto se van a reunir nuestras comisiones binacionales para profundizar en los temas de intercambio comercial y cooperación en seguridad, que son tan valiosos para nuestros países”, señaló por su parte Sánchez Cerén.

Zona violenta

Guatemala y El Salvador, junto con Honduras, forman el llamado Triángulo Norte centroamericano, considerado una de las zonas más violentas del mundo debido tanto al aumento del narcotráfico y la presencia de aliados de los cárteles mexicanos, como a la debilidad de las instituciones estatales, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Sánchez Cerén destacó que decidió iniciar en Guatemala su gira por América Central debido a los “vínculos históricos de relaciones amistosas” entre ambos países, que son socios estratégicos.

 

El presidente electo de El Salvador afirmó que su país y Guatemala tienen “vínculos históricos de relaciones amistosas”