elnuevodiario.com.ni
  •   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, encabezó hoy un homenaje al poeta Octavio Paz, de quien destacó tanto su vertiente literaria como política y a quien calificó como una "alma universal" y un "maestro y formador de maestros".

"Octavio Paz fue la mente mexicana más clara, plena y brillante del siglo XX", afirmó Peña Nieto en un acto que presidió en la capital del país, al conmemorarse hoy el centenario del nacimiento de Paz, fallecido el 19 de abril de 1998.

El acto se desarrolló en la Biblioteca de México "José Vasconcelos" y, entre los asistentes, se encontraban la viuda del Nobel de Literatura en 1990, Marie Jo, altos funcionarios y representantes del mundo de la cultura.

También estuvieron presentes dos Nobel de Literatura, el francés Jean-Marie Gustave Le Clézio (2008) y el nigeriano Wole Soyinka (1986), quienes se encuentran en México para participar en los homenajes que en los últimos días se han hecho en honor a la figura de Paz.

En su discurso, Peña Nieto ensalzó al poeta como un "mexicano excepcional" y como "el más universal" de todos los pensadores de este país.

Creía en el mejoramiento constante de la humanidad (...). Fue maestro y formador de maestros", agregó Peña Nieto, quien recordó que varios de los más importantes intelectuales de México "se nutrieron de sus ideas y su sensibilidad".

Al analizar su vertiente política, Peña Nieto dijo que Paz "criticó los abusos del poder y su ejercicio autoritario" y "nunca tuvo temor de navegar contra la corriente".

"Jamás sucumbió ante las ideologías que en nombre de la libertad colectiva oprimían las libertades individuales", agregó.

Peña Nieto enumeró algunas de las enseñanzas políticas del autor y ensayista y, entre ellas, citó "la importancia de respetar la crítica". "Señalaba que la democracia sin libertad de crítica no es democracia", aseveró.

El acto se desarrolló después de que Peña Nieto inaugurara una exposición dedicada al poeta.