•   Ginebra, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Malasia pidió a la Unión Internacional de Telecomunicaciones, UIT, una agencia técnica de Naciones Unidas, que desarrolle nuevos estándares -basados en tecnología de punta- que permitan la transmisión de la información de los vuelos en tiempo real.

Esto haría posible recuperar y analizar los datos de las cajas negras sin necesidad de encontrar estos artefactos después de un accidente aéreo.

Esta petición fue formulada por el ministro de Comunicaciones de Malasia, Ahmad Shabery, en una conferencia mundial de la UIT en Dubai, informó hoy este organismo desde su sede en Ginebra.

"Pido a la UIT que trabaje con la industria en el desarrollo de un mejor método para vigilar de forma consistente la información de los vuelos y lo que está pasando en la cabina de mando", declaró, más de tres semanas después de la desaparición del avión de Malaysian Airlines con 239 pasajeros abordo.

En respuesta, el director de la Oficina de Estandarización de la UIT, Malcolm Johnson, anunció que su entidad invitará a los fabricantes de aviones y de sus sistemas electrónicos, así como a los operadores de satélites y aerolíneas a trabajar en los nuevos estándares para rastrear aviones en tiempo real".

El ministro Shabery consideró que un "simple cambio" tecnológico de ese tipo hubiese llevado "a un resultado diferente" en las investigaciones sobre la suerte que corrió el avión que cubría la ruta Kuala Lumpur-Pekín.

El ministro recalcó que "la historia de las cajas negras se ha mantenido inalterada en los últimos treinta años", a pesar de que las tecnologías de la comunicación han evolucionado notablemente en los últimos cinco.

"Debemos asegurarnos de que un avión puede ser seguido en tiempo real, de modo que un incidente tan trágico y sin precedentes no vuelva a ocurrir", declaró el responsable malayo.

Todos los aviones comerciales y de la aviación privada cuentan con cajas negras que registran todos los parámetros de un vuelo.

En su interior se encuentra un sistema que graba todas las informaciones operativas de los sistemas del avión (presión atmosférica, velocidad del viento, aceleración vertical, rumbo magnético y posición de los sistemas de control).

Además, contiene una grabadora de voz en la cabina de mando, que registra todo lo que la tripulación dice, así como cualquier sonido en ese espacio.