•   Bruselas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN acordaron ayer desarrollar “con urgencia” más medidas para reforzar la defensa colectiva, que podrían incluir despliegues o el refuerzo de efectivos militares en el este de Europa, tras la intervención de Rusia en Crimea.

Dudan de retiro ruso

“La Alianza desarrollará como un asunto urgente una serie de medidas adicionales para reforzar la defensa colectiva de la OTAN”, indicaron al respecto fuentes aliadas, que agregaron que “esas medidas podrían incluir posibles despliegues o refuerzos de los activos militares de los aliados en los países miembros del este”.

La OTAN afirmó ayer que no podía confirmar el retiro de tropas rusas de la frontera de Ucrania, anunciado por el Kremlin, que acrecentó la presión sobre su vecino suprimiéndole un vital descuento sobre el precio del gas ruso.

“No puedo confirmar que Rusia esté retirando sus tropas. No es lo que hemos visto”, indicó el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, al llegar a la sede de la Alianza en Bruselas para una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de los 28 países miembros.

Estados Unidos tampoco confirmó este repliegue y recibió con prudencia las afirmaciones del ministerio ruso de Defensa sobre la retirada de un batallón de la zona fronteriza con Ucrania.

Merkel no duda

La canciller alemana Angela Merkel, a quien el presidente Vladímir Putin informó el lunes sobre el repliegue, aseguró este martes que no tenía razón alguna “para dudar” de su palabra.

“Seguramente no es el último paso necesario, ya que la concentración de tropas en la frontera ucraniana es muy elevada”, estimó.

Según un funcionario estadounidense, Rusia había mencionado a Estados Unidos su decisión de retirar “un batallón de las fuerzas desplegadas en los alrededores de Ucrania” para enviarlo a su cuartel.

“Les recuerdo que se trata de un batallón de una fuerza de más de siete brigadas”, que totalizan “40,000 soldados”, añadió.