•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • AFP

En un desafío al chavismo, la diputada opositora radical venezolana María Corina Machado acudió este martes a la sede del Parlamento en Caracas, donde su ingreso fue impedido por la fuerza pública luego de que el Tribunal Supremo de Justicia ratificó su destitución.

“¡No nos doblegarán, nos hacen más fuertes, nos dan más razones para luchar!”, dijo Machado a efectivos de la Guardia y la policía antimotines que impidieron su paso una cuadra antes de llegar a la Asamblea Nacional, constató una periodista de la AFP.

La diputada, que llevaba una bandera de Venezuela en el cuello y una rosa blanca en la mano, exhibió su credencial de parlamentaria mientras abandonaba los alrededores del Parlamento a bordo de una motocicleta.

“Vendepatria”

Machado intentó ingresar al hemiciclo junto a 22 diputados opositores, al tiempo que una veintena de simpatizantes chavistas le gritaban “vendepatria”, “asesina”, y le lanzaban objetos.

La destitución “es una evidencia de que en Venezuela existe una dictadura, es un golpe brutal a la Constitución”, aseveró Machado, uno de los rostros más conocidos del sector radical de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), con un tercio de los 165 diputados.

Ya no es diputada

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, advirtió que María Corina Machado “no va a entrar” al Parlamento porque ya “no es diputada”.

Cabello y la mayoría chavista en el Parlamento acusan a la opositora de promover la violencia en la ola de manifestaciones contra el presidente Nicolás Maduro.

“Una diputada que se ha convertido (…) en una traidora a su patria. Ha ido a un tribunal internacional en desmedro a su patria”, declaró Robert Serra, diputado del oficialista Partido Socialista, PSUV.