•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, manifestó hoy su solidaridad para con los damnificados por el terremoto en Chile, que causó al menos seis muertos, y anunció la disposición de su Gobierno a ofrecer la ayuda necesaria.

"Envío mi solidaridad a Chile, afectado por un grave terremoto anoche", dijo la jefe de Estado de Brasil en su cuenta en Twitter.

La mandataria agregó que el Gobierno brasileño "se pone a disposición de nuestros hermanos chilenos en lo que sea posible".

El sismo de 8.2 grados de magnitud que sacudió el norte de Chile, ocurrido a las 23:46 GMT del martes, tuvo su epicentro bajo el mar, al suroeste de la ciudad de Iquique y a unos 1,850 kilómetros de Santiago.

El temblor causó incendios y obligó a las autoridades a evacuar unas 900,000 personas hacia zonas altas en seis localidades de la zona afectada por una alerta de tsunami, que ya fue levantada.

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, decretó zona de catástrofe en las regiones de Arica y Parinacota y Tarapacá, y ordenó el control militar de las zonas más afectadas para garantizar la seguridad.