elnuevodiario.com.ni
  •   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La ampliación del Canal de Panamá avanza a 60% del ritmo que debería llevar, por la crisis originada a principios de año, cuando el consorcio que realiza la obra la paralizara por falta de liquidez, informó este miércoles el administrador de la vía, Jorge Quijano.

"Ahora mismo estamos como en un 60% de la capacidad donde debieran estar (los trabajos) en estos momentos para terminar a tiempo", dijo Quijano a los periodistas durante el Foro Económico Mundial, edición latinoamericana, que se desarrolla en Panamá.

Quijano aseguró que "poco a poco se ha ido reanudando la actividad" pero aún falta "como un mes" para que los trabajos recuperen el ritmo previo a la crisis de liquidez del Consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), encargado de los trabajos.

Sin embargo, Quijano advirtió que no sólo hay que recuperar la producción previa a la paralización de los trabajos, sino aumentarla en un 10% adicional "para poder recobrar algo del tiempo perdido".

GUPC, compuesta por la española Sacyr, la italiana Salini Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana, detuvo las obras de ampliación del 5 al 20 de febrero por reclamos de 1.600 millones de dólares por sobrecostos, rechazados por la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

Tras semanas de negociación ACP y GUPC se comprometieron a través de acuerdo a financiar el proyecto con 100 millones de dólares cada uno, en tanto que el consorcio debe gestionar con la aseguradora Zurich America International -que protege la inversión- un préstamo de 400 millones que iría a un fideicomiso.

Según Quijano, tanto la ACP como GUPC ya han aportado los 100 millones de dólares, mientras que la aseguradora está a la espera de la firma de un "último documento" relacionado a cuándo deben terminar los trabajos para "ver la fórmula" del préstamo para el consorcio.

Quijano aseguró también que se mantiene el tiempo previsto para la conclusión de las obras en diciembre de 2015 para inaugurar la nueva vía en enero de 2016.

Según informes oficiales, el proyecto total, presupuestado en 5.250 millones de dólares, lleva un avance de 72%, y el tercer juego de esclusas de 70%.

Por el Canal, de 80 kilómetros, pasa 5% del comercio marítimo mundial. La vía pasó de manos estadounidenses a panameñas en 1999. Estados Unidos y China son sus principales clientes.