elnuevodiario.com.ni
  •   Asunción, Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Agentes antinarcóticos de Paraguay, apoyados por militares paraguayos y la Policía brasileña, prosiguieron hoy un operativo contra el cultivo de marihuana en el departamento de Amambay, fronterizo con Brasil, donde han destruido hasta ahora 98 hectáreas y 13,7 toneladas de esa droga.

Cada hectárea de marihuana produce tres toneladas, por lo que las autoridades estiman que con la incineración de los cultivos quedan fuera de circulación 294 toneladas de la droga.

Los agentes han destruido 9 campamentos, 150 kilogramos de semillas y una prensa, además de las 98 hectáreas plantadas, distribuidas en 45 parcelas en la localidad de Piray, cercana a Capitán Bado, en el centro-este del país.

La Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) estima que el operativo, iniciado el martes, ha causado hasta ahora un perjuicio de 8,8 millones de dólares a los narcotraficantes.

En la operación participan un total de 90 efectivos, entre militares, agentes antinarcóticos y miembros de la Policía Federal de Brasil, que cuentan con la cobertura de dos helicópteros, blindados y una decena de vehículos todo terreno, informó hoy la Senad.

El operativo, llamado "Nueva Alianza VIII", durará 10 días en áreas boscosas del departamento de Amambay, considerado uno de los bastiones del cultivo de marihuana en Paraguay debido a su cercanía con Brasil, el principal consumidor de esa droga en la región, según la Senad.

La Policía Nacional informó en otro comunicado de la destrucción de una plantación de marihuana en etapa de cosecha de 5 hectáreas en la colonia Brítez Cue, en el departamento de Canindeyú.

El martes, también en Amambay, pero en un operativo diferente, agentes antinarcóticos destruyeron ocho hectáreas de marihuana que de haber rebasado la fase de cosecha habrían producido unos 24.000 kilos de esa droga.

El mismo día fue destruida una plantación de 70 hectáreas de marihuana en el departamento de San Pedro (noreste), donde los agentes incineraron 200 kilogramos de marihuana y un campamento para su procesamiento.

Paraguay es el mayor productor de marihuana de Suramérica y el 80 % de los cultivos se dirigen por carretera a Brasil, mientras que el resto se vende a otros países como Argentina, Uruguay y Chile, según las autoridades.