elnuevodiario.com.ni
  •   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Autoridades costarricenses detectaron la matanza de unos 40 tiburones al revisar una embarcación pesquera en el sur del país, en medio de una batalla por frenar la captura de esa especie, informó este miércoles una fuente del gobierno.

El jefe de Guardacostas del puerto sureño de Golfito, Félix Villalobos, dijo a periodistas que fueron encontradas 153 aletas de tiburón al inspeccionar un barco que atracó el domingo en la localidad.

La acción condujo a la detención de un hombre identificado con los apellidos Chávez Chavarría, capitán del barco Emily G de matrícula costarricense.

Las 153 aletas corresponderían a aproximadamente a unos 40 tiburones muertos, puesto que se obtienen unas cuatro aletas por cada animal capturado.

Villalobos dijo a periodistas que el aumento de la captura de tiburones obligó al servicio de Guardacostas del sur de Costa Rica a intensificar la vigilancia.

"Hemos tenido que extender los patrullajes a horas de la noche y la madrugada y de día. En estos últimos días hemos encontrado ocho trasmallos, una embarcación con carnada viva y otra embarcación, el Emily G, con 153 aletas de tiburón", dijo Villalobos en un audio divulgado por el Ministerio de Seguridad Pública.

Precisó que las aletas estaban ocultas en una nevera del barco en medio de una gran cantidad de pescado.

Las aletas son consumidas como alimento exótico en algunos países asiáticos, donde suelen pagarse precios elevados por el producto.

Costa Rica mantiene una política de "tolerancia cero" con el aleteo de tiburones y en octubre del 2012 emitió un decreto ejecutivo que prohíbe esta práctica.