elnuevodiario.com.ni
  •   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El director del periódico mexicano Noroeste en la ciudad de Culiacán, Adrián López Ortiz, resultó herido hoy cuando fue asaltado y atacado por desconocidos que interceptaron su vehículo, dijeron fuentes del diario.

Un trabajador del periódico, que pidió mantener en reserva su identidad, dijo a Efe que López Ortiz, de 34 años, fue atacado después de la medianoche cuando regresaba a su casa, en esta ciudad, capital del estado de Sinaloa.

En el barrio de Las Flores fue interceptado por sujetos que viajaban en dos automóviles y los ocupantes, armados, le obligaron a bajar de su vehículo y acostarse en el suelo, donde lo golpearon.

Los delincuentes, después de robarle la computadora portátil, su teléfono móvil y su billetera, huyeron del lugar, pero uno de ellos regresó para dispararle en las piernas, según informó la misma fuente.

Los agresores se dieron a la fuga en el automóvil del director del periódico, que fue localizado posteriormente en el poblado de Las Aguamitas, en el municipio de Navolato.

La víctima fue trasladada a un hospital de la ciudad, donde los médicos que lo atendieron dijeron que se encuentra estable.

El fiscal general de Sinaloa, Marco Antonio Higuera Gómez, se solidarizó con el periódico y manifestó todo su apoyo para las investigaciones correspondientes.

Más tarde, dijo a la prensa que la principal hipótesis es que los agresores forman parte de una banda de ladrones de automóviles, pero no descartó otros posibles motivos del ataque.

En 2010, el edificio del mismo periódico en la ciudad de Mazatlán, también en Sinaloa, fue tiroteado y posteriormente, afuera de las instalaciones, los desconocidos dejaron una cabeza humana y pancartas firmadas por un grupo criminal.

Hace un mes, tras la detención del capo del narcotráfico Joaquín "el Chapo" Guzmán, periodistas de Noroeste en Mazatlán fueron amenazados para que dejaran de investigar los nexos de policías municipales con el círculo de protección del narcotraficante.

Una semana después, durante una marcha de apoyo al Chapo en las ciudades de Culiacán y Guamúchil periodistas de este medio fueron golpeados y despojados de sus equipos fotográficos y de vídeo por parte de policías ministeriales y estatales.