•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El candidato oficialista a la Presidencia de Costa Rica, Johnny Araya, afirmó hoy que después de las elecciones de este domingo, ya sea "desde el Gobierno o desde la oposición", seguirá defendiendo la necesidad de un Ejecutivo de unidad nacional, porque el país precisa de "grandes acuerdos".

Araya, del socialdemócrata Partido Liberación Nacional, PLN, competirá este domingo en una segunda vuelta electoral con Luis Guillermo Solís, del centro-izquierdista Partido Acción Ciudadana, PAC, pese a haber renunciado a hacer campaña el pasado 5 de mayo.

La Constitución costarricense no permite la renuncia de candidatos a la presidencia, motivo por el cual Araya sigue siendo candidato y deberá celebrarse la segunda vuelta, en la que Solís parte como favorito según las encuestas.

En una entrevista con la emisora Adn, Araya, exalcalde de San José, manifestó que cuanto tomó la decisión de no hacer más campaña para la segunda vuelta, lo hizo "reconociendo que en ese momento había una inclinación y una tendencia de los costarricenses a buscar un cambio".

Ahora "no podría asegurar una tendencia, no hay ningún resultado cierto que uno pueda adelantar, pero sí tengo que agradecer a los liberacionistas que sin recursos han trabajado con mucha mística", agregó.

Se ha mantenido al margen de las campañas

El candidato del PLN además aseveró que se ha mantenido al margen de las actividades de campaña para el próximo 6 de abril, pero que independientemente del resultado continuará en la actividad política.

"He estado al margen de actividades de campaña. He estado en contacto con los diputados electos, todas las semanas hablo con ellos. También he mantenido contacto con dirigentes, ya sea por teléfono o que me visitan en mi casa y últimamente he estado leyendo correos y otros materiales que no había tenido tiempo de leer", dijo.

Agregó que "no he estado del todo fuera de la actividad política, he estado muy pendiente de los acontecimientos (...), independientemente del resultado voy a continuar en la actividad política, porque tengo vocación por el servicio público y seré un servidor del pueblo costarricense".

El candidato del PLN además aseguró que "se nota un ambiente frío" previo a las elecciones, pero que eso no se da necesariamente por su retiro, sino porque las segundas rondas "también están marcadas por un alto nivel de abstencionismo".

Apuesta al abstencionismo

"Es previsible que tengamos un alto porcentaje de abstencionismo el domingo, razón por la que yo he compartido los llamados de distintos medios y sectores que le hacen a los costarricenses para que cumplan con ese deber y ese compromiso que tenemos con la democracia", expresó.

Añadió que también ha estado animando a los miembros de su partido para que salgan a votar por sus propios medios y dijo esperar que el "presidente que resulte electo lo haga con un mandato claro y con un número importante de costarricenses en las urnas".

Solís fue el más candidato presidencial más votado el 2 de febrero, pero por escasa diferencia con Araya (menos de un punto), y lejos del 40 % necesario para proclamarse ganador en primera vuelta.

El candidato de PAC obtuvo un 30.64 % de los votos (629,856), mientras que Johnny Araya consiguió un 29.71 % (610,634,).

El abstencionismo se ubicó el 2 de febrero en un 31.8 % de los casi 3.1 millones de personas que estaban llamadas a las urnas.