elnuevodiario.com.ni y AFP
  •   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, calificó hoy de "objetivo superior" el compromiso de ese organismo de erradicar las minas antipersonal y ayudar a la rehabilitación de los sobrevivientes de estos artefactos.

Durante su participación en la Conferencia Global de Asistencia a Víctimas de Minas Antipersonal que concluyó hoy en la ciudad de Medellín, Insulza dijo que el "mayor homenaje" a las víctimas es hacer realidad "su recuperación física y sicológica y su reintegración económica y social".

Hoy se celebró también en el mundo el día internacional contra las minas antipersona.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) lamentó "que más de 65 millones de minas antipersonales amenazan la vida de los ciudadanos en 56 países del mundo, entre ellos Colombia".

Según Insulza, Colombia es el único país del continente americano en donde los grupos al margen de la ley como las FARC y el ELN continúan sembrando las que llamó "armas traicioneras".

El funcionario recordó que la OEA ha desarrollado tareas de desminado en América Central, región en la que luego 19 años de trabajo se logró la erradicación de esos artefactos.

Según Insulza, la tarea de remover miles de minas en Centroamérica parecía imposible en 1991 pero aún así la OEA respondió al llamado de los países mediante el Programa de Asistencia al Desminado diseñado para asistir los esfuerzos regionales en desminado humanitario,

"Nuestro esfuerzo se vio coronado por el éxito pues, luego de concluir con el desminado de Nicaragua, en 2010 pudimos declarar a Centroamérica como territorio libre de minas antipersonales".

En Colombia, recordó, han sido destruidos 19.000 artefactos de este tipo que estaban almacenados y se finalizó la limpieza de 35 campos minados bajo jurisdicción de las Fuerzas Militares.

Añadió que el desminado en Colombia ha permitido la liberación de más de cuatro millones de metros cuadrados de tierra que se encontraban afectados por sospecha de la presencia de minas.

"Eso permitió el retorno de cientos de familias que se habían desplazado por temor a esta amenaza", agregó.

Insulza aseguró que la OEA ha apoyado 34 proyectos productivos en Colombia que benefician a 292 familias de comunidades desplazadas que retornan a sus tierras despejadas.