elnuevodiario.com.ni
  •   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, aseguró este sábado que la disputa que su país mantiene con Honduras por la posesión de un pequeño islote en el Golfo de Fonseca (Pacífico) debe resolverse mediante el diálogo y descartó una solución militar del desacuerdo.

"Nadie está planteando una solución militar al conflicto, nadie la esta planteando. Hay un compromiso, que no solo involucra a Honduras y El Salvador sino también a Nicaragua, de hacer de la zona del golfo una zona de desarrollo económico y de paz regional", señaló Funes en su programa de radio y televisión "Conversando con el presidente".

La controversia diplomática entre ambas naciones por el territorio tiene dos décadas de antigüedad, pero aumentó luego de que el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, inaugurara el 22 de marzo un helipuerto en el islote Conejo, ubicado en el Golfo de Fonseca cuyas aguas comparten El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Funes calificó como "temerarias" recientes declaraciones de la canciller de Honduras, Mireya Agüero, quien afirmó que su país se sentía "amenazado" por la decisión de El Salvador de comprar una decena de aviones militares A-37 a Chile, que a su juicio son para respaldar el reclamo sobre Conejo. El mandatario salvadoreño indicó que esa compra estaba pensada desde hacía tiempo y no tenía relación con el islote.

Basado en documentos "históricos" que posee su gobierno, Funes sostuvo que "el Salvador siempre ejerció su dominio y posesión soberana" sobre el islote en disputa, de menos de un km2.

"Siempre hemos sostenido una posición y declaración firme, pero siempre hemos sido prudentes y nos hemos avocado a las instancias de diálogo y por eso hemos insistido que el problema en el caso de la isla Conejo tiene que resolverse en la instancia de los presidentes de los tres países que compartimos el golfo", dijo el mandatario.

Funes no descartó la posibilidad de recomendar al presidente electo de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, que el tema sea llevado a la Corte Centroamericana de Justicia o la Corte Internacional de Justicia de La Haya si no se resuelve mediante el diálogo entre mandatarios.

Sánchez Cerén, que este sábado se reunió en Tegucigalpa con el mandatario hondureño, relevará en el cargo a Funes a partir del 1 de junio próximo.