elnuevodiario.com.ni
  •   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Inmigrantes de distintos orígenes se unieron hoy en Nueva York para demandar al Gobierno estadounidense el fin de las deportaciones y exigir un mejor trato por parte de las autoridades.

"Ni una deportación más", "Mantengan a las familias juntas" y "Sí a la legalización" fueron los lemas de algunas de las pancartas portadas por los manifestantes, que se concentraron ante la sede en Manhattan de la agencia encargada de Inmigración.

La protesta, que se celebró en paralelo a otras similares en varias ciudades del país, hizo un llamamiento al presidente estadounidense, Barack Obama, para que detenga las expulsiones de inmigrantes indocumentados.

Según los organizadores, la Administración de Obama alcanzará pronto la cifra de dos millones de inmigrantes deportados desde que inició su mandato, en 2009.

Bajo el lema "Dos millones son demasiados", apoyaron la movilización de hoy organizaciones como El Centro del Inmigrante, el Proyecto Justicia Laboral y la Coalición Primero de Mayo.

Todas ellas reclamaron a Obama que utilice sus poderes ejecutivos para paralizar todas las deportaciones hasta que demócratas y republicanos logren un acuerdo para aprobar una reforma migratoria.

Esa reforma, una de las principales promesas de Obama antes de llegar a la Presidencia, sigue estancada en la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, pese a que el Senado logró aprobar un proyecto de ley de carácter bipartidista el pasado junio.

Los conservadores se niegan, sin embargo, a someter a voto la propuesta y muchos temen que de no hacerlo antes del receso de verano su posible aprobación quede relegada a un segundo plano con la llegada de los comicios legislativos de noviembre y las primarias presidenciales del próximo año.