•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • ACAN EFE

La visita a Honduras el pasado 2 de abril del presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha fortalecido las relaciones entre los dos países, cuyos gobernantes han apostado por la cooperación, especialmente en materia de migración y seguridad.

Peña Nieto fue recibido por su homólogo hondureño, Juan Orlando Hernández, quien destacó la importancia que tiene para su país acercarse a México, país que en Centroamérica es considerado como “el hermano mayor” de la región.

Ambos gobernantes se reunieron durante unas cinco horas en la colonial ciudad de Comayagua, región central de Honduras, para revisar la agenda bilateral y multilateral, en una cita en la que

además participaron empresarios mexicanos interesados en invertir y hacer negocios con sus pares hondureños.

Contra el crimen

En materia de seguridad, Hernández y Peña Nieto convinieron en relanzar el Grupo de Alto Nivel sobre Seguridad (GANS) existente entre los dos países.

El relanzamiento del GANS es con el objetivo “de estrechar la cooperación en el combate a la delincuencia organizada transnacional, mediante estrategias comunes para hacer frente al fenómeno delictivo de manera integral”, según la Declaración de Comayagua.

El tema de la seguridad es prioritario para Honduras, que en la administración de Hernández ha emprendido una lucha abierta contra el crimen organizado y el narcotráfico.