•   Pekin  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos 21 personas resultaron heridas y más de 21,000 tuvieron que ser evacuadas, como consecuencia del terremoto de 5.3 grados de intensidad en la escala de Richter que sacudió ayer sábado la provincia suroccidental china de Yunnan, informaron los medios oficiales chinos.

Según la agencia Xinhua, el seísmo se produjo a las 06.40 hora local del sábado (22.30 GMT del viernes), y su epicentro se situó en el término municipal de Xiluodu, donde se encuentra la segunda mayor estación hidroeléctrica del país.

La sacudida causó el derrumbe de 75 viviendas, daños en más de 2,700, y aludes de tierra en las montañas de la zona.

Las autoridades locales informaron que la estación hidroeléctrica no ha sufrido daños por el terremoto, y las comunicaciones de la zona tampoco han quedado cortadas.

Muchos de los habitantes sintieron el temblor y salieron de sus casas atemorizados.

El oeste de China es escenario frecuente de terremotos, al ser zona de fricción entre las placas tectónicas asiática e india.

El peor seísmo en la región en las últimas décadas se produjo en la provincia de Sichuan, vecina a Yunnan, en mayo de 2008, cuando alrededor de 90,000 personas perdieron la vida por un temblor de 8 grados, cuyo epicentro se situó en la comarca de Wenchuan.