•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Organizaciones civiles y religiosas pidieron a las autoridades aplicar una política migratoria integral para evitar que miles de guatemaltecos busquen mejores condiciones de vida en Estados Unidos, donde son discriminados y deportados.

Durante una actividad denominada “Vía Crucis del Migrante”, representantes de las iglesias católica y evangélica, de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) y de organizaciones sociales recrearon lo que ellos consideran el calvario que sufren los miles de inmigrantes en busca del “sueño americano”.

La procuradora adjunta de Derechos Humanos de Guatemala, Hilda Mérida, dijo a los periodistas que “es preocupante que no existan en Guatemala políticas de inclusión y empleo para evitar la migración”.

En su recorrido a Estados Unidos, los inmigrantes “son víctimas de secuestros, accidentes y de persecución”, afirmó.

Deportaciones diarias

Un representante de la Iglesia católica, Juan Luis Flores, manifestó que a diario son deportados cientos de guatemaltecos de EE.UU.

Entre el 1 de enero y el 3 de abril pasado fueron deportados de Estados Unidos 14,262 guatemaltecos y de México 8,324.

“Todos los días mucha gente deja su tierra y su patria en busca de mejores condiciones de vida”, lamentó el religioso durante la actividad, desarrollada en la Plaza de la Constitución.

La pobreza y miseria que afecta a la mitad de los 15 millones de habitantes de Guatemala, la violencia, extorsiones y amenazas, son las causas de los movimientos migratorios, expresaron las organizaciones.

Vía crucis y cementerio

“La situación por la que atraviesan los migrantes en su travesía por México se ha convertido en un auténtico vía crucis y cementerio, porque cientos resultan mutilados y otros han perdido la vida a manos del crimen organizado”, afirmaron.

Las instituciones pidieron al Gobierno y al Congreso de Guatemala demandar a Estados Unidos la regularización migratoria de los ciudadanos de este país centroamericano y también que se respeten los derechos humanos.

 

Entre el 1 de enero y el 3 de abril pasado fueron deportados de EE.UU. 14,262 guatemaltecos y de México 8,324