•   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, aseguró este sábado que la disputa que su país mantiene con Honduras por la posesión de un pequeño islote en el Golfo de Fonseca (Pacífico) debe resolverse mediante el diálogo y descartó una solución militar del desacuerdo.

“Nadie está planteando una solución militar al conflicto, nadie la está planteando. Hay un compromiso, que no solo involucra a Honduras y El Salvador sino también a Nicaragua, de hacer de la zona del golfo una zona de desarrollo económico y de paz regional”, señaló Funes en su programa de radio y televisión “Conversando con el presidente”.

La controversia diplomática entre ambas naciones por el territorio tiene dos décadas de antigüedad, pero aumentó luego de que el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, inaugurara el 22 de marzo un helipuerto en el islote Conejo, ubicado en el Golfo de Fonseca cuyas aguas comparten El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Encuentro presidencial

El presidente electo de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, y el mandatario hondureño Juan Orlando Hernández acordaron ayer en una reunión realizada en “profundizar la hermandad” y promover en “diálogo constructivo” para resolver los problemas que han tenido por posesiones en el Pacífico.

“Honduras y El Salvador son países hermanos con profundas raíces comunes, y al mismo tiempo con desafíos y potencialidades que pueden ser abordados de mejor manera, si estamos juntos y profundizamos nuestra hermandad”, afirmaron los gobernantes en una declaración.

Sánchez Cerén, que tomará posesión de su cargo el 1 de junio, llegó a Tegucigalpa, donde Hernández lo recibió en la Casa Presidencial durante una hora y media.

El secretario de la presidencia de Honduras, Reinaldo Sánchez, leyó la declaración en presencia de ambos mandatarios y ministros de los dos gobiernos.

Alianza estratégica

“Coincidimos en trabajar por una alianza estratégica por el desarrollo de comercio y de inversión, por lo que aprovechamos para invitar a Nicaragua para que trabajemos juntos en dicha alianza”, agregaron en una declaración. “Privilegiamos los mecanismos de diálogos para enfrentar la situaciones que puedan presentarse” y “apostamos a establecer un diálogo constructivo, fluido y sostenido que nos permita estrechar aún más los lazos que felizmente nos unen”, agregaron.

“Reafirmamos nuestro compromiso por la integración centroamericana y trabajaremos juntos para fortalecer los procesos que nos lleven a una Centroamérica unida, en paz, en democracia y en desarrollo”.

Hay un compromiso, que no solo involucra a Honduras y El Salvador sino también a Nicaragua, hacer de la zona del golfo una zona de desarrollo económico y de paz regional”,  Presidente Ricardo Funes.