•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Fiscalía de Nueva Jersey (EE.UU.) ha convocado a un gran jurado para investigar el papel de la oficina del gobernador del estado, Chris Christie, en el llamado caso “Bridgegate”, en lo que supone un nuevo paso en las pesquisas sobre el escándalo, informaron ayer medios locales.

Según indicó en su web el canal de televisión ABC News, una primera reunión de ese gran jurado tuvo lugar el viernes en Newark (Nueva Jersey) para escuchar el testimonio del encargado de prensa de Christie, Mike Drewniak.

La convocatoria decidida por la Fiscalía implica, según el canal, que el caso ha pasado de una simple investigación preliminar a la fase penal.

El gran jurado, que es quien tiene capacidad para decidir si deben presentarse cargos criminales, se reunirá durante los próximos meses a puerta cerrada para analizar el caso y entrevistar a testigos.

Represalias políticas

En paralelo, la Asamblea y el Senado de Nueva Jersey también investigan el caso, que se inició a raíz del cierre en septiembre pasado de dos carriles del puente George Washington, que une Fort Lee (Nueva Jersey) con el Alto Manhattan (Nueva York).

El cierre repentino de los carriles creó una gran congestión del tránsito rodado en el lado de Nueva Jersey, que se prolongó durante cuatro días.

Más tarde, se conoció que el cierre parcial del puente se produjo como represalia política contra el alcalde de Fort Lee, el demócrata Mark Sokolich, por no haber apoyado al gobernador en su campaña para la reelección del año pasado.

Christie ha negado en todo momento haber estado al corriente de los hechos, pese a que en ellos estaban involucradas varias personas de su círculo más cercano. Una investigación interna sobre el incidente exoneró la pasada semana a Christie de toda responsabilidad.