•   Bangkok, Tailandia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Decenas de miles de partidarios del gobierno tailandés, conocidos como los "camisas rojas", salieron este domingo en las calles de Bangkok, para hacer frente a las "élites" que buscan derrocar a la primera ministra.

"Estamos aquí para saldar nuestras cuentas con las élites", declaró ante la multitud Jatuporn Prompan, presidente del movimiento y organizador del evento que reunió a menos de los 200,000 partidarios anunciados.

La oposición está compuesta por una alianza entre la clase media de la capital y la élite tradicional que ya no soporta la dominación política del "clan Shinawatra". Abogan por el reemplazo de la primera ministra, Yingluck Shinawatra, por un Consejo del pueblo, no electo, que supervisaría las reformas electorales y lucharía contra la corrupción antes de convocar nuevos comicios.

Si bien la manifestación de los "camisas rojas", prevista hasta el lunes, es por el momento pacífica, podría degenerar en caso de que se destituya a la primera ministra -acusada por la oposición de ser la marioneta de su hermano, Thaksin Shinawatra, exprimer ministro en exilio desde el golpe de Estado en su contra en 2006.

Aunque los partidos pro-Thaksin han ganado todas las elecciones legislativas desde hace más de diez años, la oposición acusa a la familia Shinawatra de corrupción y de usar dinero público para asegurarse el apoyo de las zonas del norte y del nordeste del país, su bastión electoral.

Los 'camisas rojas' acusan por su parte a la oposición de preparar un "golpe de Estado judicial", un procedimiento que ya usó para llegar al poder en 2008.