elnuevodiario.com.ni
  •   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los universitarios chilenos decidieron participar de la marcha convocada por estudiantes secundarios para el 24 de abril en la que retomarán su demanda de educación gratuita y de calidad, y que será la primera movilización estudiantil que soportará Michelle Bachelet.

"Hacemos el llamado y adherimos a la convocatoria que ya han hecho los estudiantes secundarios a la movilización del día 24 de abril", dijo Melisa Sepúlveda, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, en rueda de prensa, tras una reunión este sábado en Santiago con otros dirigentes estudiantiles del país.

La marcha será la primera bajo el gobierno de Michelle Bachelet, quien asumió la presidencia el 11 de marzo pasado, y quien ha comprometido una reforma educacional mediante la cual pretende alcanzar la gratuidad y mejorar la calidad en la educación chilena.

Los universitarios calificaron de "positivo" el diálogo que comenzaron el jueves pasado con el gobierno y manifestaron su disposición a continuarlo, pero también mostraron sus reparos ante algunas "definiciones" de la reforma, que no fueron aclaradas en el encuentro.

"Creemos que faltan definiciones en torno a contenidos que no se tocan en la reforma educacional, a contenidos que no se aclararon en la reunión, y esperamos poder avanzar ahí", declaró Naschla Aburman, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica.

Los universitarios esperan una mayor claridad del gobierno en temas como gratuidad, y el fin al lucro en la educación.

Los estudiantes chilenos han protagonizado desde 2011, durante la administración del expresidente derechista Sebastián Piñera, multitudinarias marchas en rechazo al actual sistema educativo, uno de los más inequitativos del mundo y que fue heredado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Piñera envió al Congreso tres leyes para responder a las demandas de los estudiantes, que éstos declararon insuficientes. El gobierno de Bachelet las frenó para iniciar su propia reforma.