•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las guerras y los conflictos armados que ocurren en todo el mundo fueron calificados por el papa Francisco como “masacres inútiles”, y apeló a la paz, pues, dijo que con ella “nada se pierde”.

Francisco intervino durante el encuentro que mantuvo en el Vaticano con los miembros del Comité Pontificio de Ciencias Históricas, al término de la audiencia plenaria organizada por esta institución, para celebrar su 60 aniversario.

En el centenario del estallido de la Primera Guerra Mundial, el pontífice quiso recordar “las iniciativas diplomáticas que puso en marcha la Santa Sede y la contribución de los católicos y de otros cristianos en el rescate de heridos, refugiados, huérfanos y viudas, que habían perdido a sus seres queridos”.

Con la paz se gana

Un papel, señaló el papa Francisco, fundamental “en la reconstrucción de un mundo desgarrado, llamado por el papa Benedicto XV ‘masacre inútil’, y aún resuena hoy, tan oportuno como siempre, su apremiante llamamiento: con la paz nada se pierde, con la guerra todo puede ser”.

Al mismo tiempo, puso el acento en la labor que desarrolla el Comité Pontificio de Ciencias Históricas, un trabajo que contribuye a propiciar el diálogo entre la Iglesia y la sociedad.

“Vuestras investigaciones, marcadas por una verdadera pasión por la Iglesia y el amor sincero por la verdad, pueden ser de gran ayuda para aquellos que tienen la obligación de distinguir lo que el Espíritu Santo quiere decir a la Iglesia de hoy”, sentenció Jorge Bergoglio.