•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Para muchos viajeros hondureños, la Semana Santa comenzó el viernes con una movilización masiva en vehículos particulares, en transporte interurbano, por mar y por vía aérea a destinos no solo nacionales, sino también al exterior. Según el director del Instituto Hondureño de Turismo (IHT), Emilio Silvestri, este año durante la Semana Santa se espera una movilización de 2.2 millones de personas.

Durante este período, se prevé la llegada al país al menos 18,000 turistas extranjeros en cruceros que atracarán en la isla Roatán, uno de los destinos turísticos más importantes de Honduras.

Por lo general, los sitios más concurridos por los turistas son las playas, con mayor afluencia las del Caribe, donde el país dispone de más de 700 kilómetros.

En el Pacífico, los veraneantes viajan a las costas del Golfo de Fonseca, región que Honduras comparte con El Salvador y Nicaragua, y donde según expertos, desde sitios como San Lorenzo y Amapala, que figuran entre los más concurridos, se ven los mejores atardeceres en el país durante la estación seca.

Turismo de montaña

Además de las playas en el Caribe y en el Pacífico, Honduras tiene muchos sitios para el turismo de montaña, algunos con elevaciones de más de 2,000 metros sobre el nivel del mar, lo mismo que ríos de aguas limpias, aunque muchos han perdido su encanto por la contaminación y por la destrucción del bosque, entre otros problemas.

El país centroamericano también ofrece rutas de pueblos coloniales en el occidente y en el norte, que guardan monumentos como iglesias y fortalezas construidas por los españoles.

Las ciudades de Gracias, Omoa, Trujillo y Comayagua --esta última en la zona central y otrora capital del país--, son algunas de las ciudades que tienen una rica historia colonial, mientras que el parque arqueológico de Copán Ruinas guarda parte de la historia de la civilización maya escrita en piedra.

Cuevas naturales con figuras caprichosas formadas por el agua en estalactitas y estalagmitas, como las de Taulabé, en el central departamento de Comayagua, y las de Talgua, en Olancho, oriente, son otros parajes hondureños.

Se suman el lago de Yojoa, que tiene límites con Comayagua, Cortés (norte) y Santa Bárbara (occidente), con una hilera de restaurantes a la orilla, y donde el turista escoge el pescado que se quiere comer frito con tortillas de maíz o con tajadas de plátano, cebolla y col en vinagretas, entre otros aderezos.

Paraíso en el Caribe

Las islas Roatán, Utila y Guanaja, lo mismo que los Cayos Cochinos, en el mar Caribe, son un paraíso natural enclavado en la segunda zona de arrecifes coralinos del mundo, después de Australia, que abarca varios países caribeños.

El país también ofrece destinos con turismo religioso en ciudades como Comayagua y Tegucigalpa, donde artesanos, hombres, mujeres y niños, elaboran hermosas alfombras de serrín de pino teñidas en vivos colores, con imágenes que recuerdan la pasión y muerte de Jesucristo.

Para promover el turismo interno, el Gobierno que preside Juan Orlando Hernández ordenó a partir de marzo pasado el bacheo y la reparación en algunas de las carreteras más importantes, que en su mayoría no están en óptimas condiciones.

La Secretaría de Seguridad, Fuerza Armadas, Comisión Permanente de Contingencias, Obras Públicas, Cuerpo de Bomberos y otras instituciones de socorro, por su parte, coordinan una operación de seguridad para evitar accidentes de tráfico durante la Semana Santa.

Protección militar

Las autoridades están ejerciendo controles a las unidades del transporte interurbano ante la masiva afluencia de personas que en estos días se desplazan a diversos sitios del país aprovechando el asueto parcial o total que tienen durante la Semana Santa.

El Gobierno ha concedido asueto durante toda la Semana Santa a los empleados públicos.

La empresa privada descansará el lunes porque es asueto nacional por el “Día de las Américas”, pero trabajará el martes y el miércoles.

En la víspera, el presidente hondureño anunció un despliegue militar y policial “sin precedentes”, en las distintas carreteras y centros turísticos, para seguridad de los viajeros.

“Ayúdennos a que esta Semana Santa sea la más segura, feliz y de mayor productividad espiritual de la historia”, dijo el gobernante.

700 KILÓMETROS de costa posee Honduras en el océano Atlántico

16 MIL EMPLEOS temporales generará la actividad turística durante la Semana Santa.