• |
  • |
  • END

La causa del desplome del avión en el que viajaba el ministro mexicano de Gobernación (Interior) y que dejó un saldo de 14 muertos, apunta a un error del piloto por volar demasiado cerca de un Boeing 767 procedente de Buenos Aires, dijeron expertos en aeronáutica ayer jueves.

Entre los errores que habría cometido el piloto del Learjet en el que viajaba el ministro del Interior, Juan Camilo Mouriño, destacan que superó la velocidad permitida en maniobra de acercamiento a pista y que volaba demasiado cerca de una nave de gran tamaño, según expertos consultados por medios locales.

“Esta es una hipótesis técnica que debe ser investigada, como lo muestra la secuencia de aproximación”, dijo a pregunta expresa de la prensa sobre esta posibilidad Gilberto López Meyer, Director General de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de México.

El presidente Felipe Calderón se comprometió este jueves a “esclarecer a fondo” las causas de la caída del avión en la que, además de Mouriño, murieron varios de sus colaboradores y otras cinco personas en tierra.

“Los lamentables acontecimientos se esclarecerán a fondo. Por ello, el gobierno federal, en coordinación con las instancias competentes, está llevando a cabo todas las investigaciones necesarias para averiguar las causas que originaron esa terrible tragedia”, dijo Calderón durante la ceremonia fúnebre de Mouriño y los restantes fallecidos.

López Meyer, que el miércoles presentó un informe de las investigaciones junto con el secretario de Transportes, Luis Téllez, detalló que en la búsqueda de las causas del desplome del avión “no hay un área más relevante que otra”, y que una vez que se analicen las cajas negras de la nave se tendrán más elementos.

Cajas negras en Washington
Las dos cajas negras del avión, una con datos de vuelo y otra con grabaciones de voz, fueron encontradas el miércoles en el lugar del accidente, en un transitado cruce de la Ciudad de México.

Los aparatos ya fueron enviados a Washington para ser analizados en el laboratorio de la National Transportation Safety Board en Washington, agencia independiente de Estados Unidos encargada de investigar accidentes aéreos y que en una semana estaría entregando información de las grabaciones.

Otros errores de piloto
En un análisis de los datos oficiales del vuelo, realizado por el diario Reforma con apoyo de expertos en aviación, el primer error del piloto habría sido avanzar a “257 nudos, excediendo los 180 que le había instruido el controlador aéreo y los 183 del avión pesado que iba delante”.

Un segundo error habría sido que el Learjet se acercó “a sólo 3.9 millas náuticas de distancia, esto es 1 minuto 24 segundos”, del Boeing 767, un avión que deja una estela importante de turbulencia.

“Entrar en una masa de turbulencia provocada por un avión de gran envergadura es uno de los mayores peligros para aviones ligeros”, concluyó el rotativo en su consulta a expertos.

De su lado, el piloto aviador Leonardo Sánchez, secretario de comunicaciones de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA), dijo a la emisora W Radio que la turbulencia de un avión de gran envergadura, como el que precedía al Learjet, pudo haber constituido un factor de peligro.

“En el momento en el que la aeronave sufrió el accidente, el (Boeing 767) Mexicana 1692 estaba a 2.8 millas (...) de esta forma sí efectivamente pudo haber sentido algo de turbulencia”, dijo el piloto, si bien rechazó adelantar una conclusión.

Explicó que la turbulencia que genera una nave es similar a la estela que deja una lancha al cruzar un lago en calma.

Las autoridades mexicanas han asegurado que hasta el momento las investigaciones no han arrojado indicios de causales distintas a las de un accidente.

Además de Mouriño, en la nave viajaban un ex fiscal, cuatro funcionarios de Gobernación y tres miembros de la tripulación, que perecieron en el percance, además de cinco personas que pasaban por la zona del desplome.

Como ministro del Interior, Mouriño coordinaba el gabinete de Seguridad que tenía a su cargo las estrategias para combatir el crimen organizado, que ha dejado 3,800 muertos en lo que va del año, según recuentos de la prensa.