Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

Un atentado suicida en una parada de autobuses causó al menos nueve muertos ayer jueves en Vladikavkaz, la capital de Osetia del Norte, una república del Cáucaso ruso vecina de los focos de inestabilidad de Chechenia e Ingusetia, anunciaron las autoridades locales.

“Según las primeras informaciones, el artefacto explosivo fue accionado en una parada de autobuses en el centro de Vladikavkaz por una mujer kamikaze”, anunció el gobierno de Osetia del Norte en un comunicado, basándose en los informes de las fuerzas del orden.

Estados Unidos condenó el atentado calificándolo de “acto de terrorismo odioso”.

“Expresamos nuestras condolencias a las familias de las víctimas y al gobierno de Rusia por las personas fallecidas y heridas en este acto terrible. Tal acto no puede ser justificado”, declaró el Departamento de Estado en un comunicado.

Un minibús repleto de pasajeros fue destrozado por la violenta explosión, comprobó en el lugar del drama una periodista de la AFP que vio seis cuerpos, charcos de sangre y restos humanos regados por el pavimento.