• |
  • |
  • END

El presidente colombiano Álvaro Uribe ordenó ayer jueves al nuevo comandante del Ejército, general Óscar González, acciones ofensivas contra la cúpula de las rebeldes FARC y el narcotráfico, y anunció el nombramiento de veedores de derechos humanos en las guarniciones militares.

En el discurso pronunciado al dar posesión a González como nuevo Comandante del Ejército, Uribe señaló que cada unidad militar tendrá un oficial responsable de vigilar el respeto a las garantías fundamentales y de recibir las denuncias sobre actuaciones irregulares de la fuerza pública.

Aludiendo directamente al nuevo jefe militar, Uribe le ordenó que “las armas de la República, ahora bajo su liderazgo en el Ejército, lleguen rápido a lo que queda del Secretariado del grupo terrorista de las FARC”.

En el discurso Uribe también le fijó como reto a González la captura de Daniel “El loco” Barrera, calificado por los medios colombianos como el nuevo Pablo Escobar, el capo del cartel cocainero de Medellín abatido en 1993.

Barrera aliado de FARC
Según un informe de la inteligencia militar, Barrera entró en alianza con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para exportar grandes cargamentos de cocaína desde las selvas del sureste del país.