•   IZIUM  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno ucraniano desplegó el martes tropas que tienen órdenes de “liquidar” a los separatistas prorrusos del este que no depongan las armas, según el comandante de la operación, mientras que Rusia advertía que Ucrania estaba al borde de la “guerra civil”.

Una columna de blindados de miembros de las fuerzas especiales ucranianas se hallaba a unos 40 kilómetros al norte de Slaviansk, ciudad símbolo de la reciente ofensiva separatista, en manos de hombres armados sin identificación.

Otro contingente armado, según testigos oculares, llegó en helicóptero hasta un aeródromo a 15 kilómetros al sur de la ciudad, que se encuentra así rodeada.

La ofensiva incrementará la tensión con el poderoso vecino ruso, que tiene según la OTAN, a unos 40,000 hombres en la frontera entre ambos países y que ha advertido en varias ocasiones a las autoridades proeuropeas de Kiev, que no intervengan contra los insurgentes.

“Da miedo”

Ucrania “está al borde de la guerra civil, da miedo”, advirtió el primer ministro ruso Dmitri Medvedev.

Medvedev criticó la propuesta ucraniana de que Naciones Unidas envíe tropas para apaciguar los ánimos.

“Por regla general la llegada de contingentes de fuerzas de paz no resuelve nada, desafortunadamente solo congela el problema” dijo.

Ni el presidente ruso Vladimir Putin ni su homólogo estadounidense, Barack Obama, han conseguido desbloquear la situación, a pesar de varias llamadas telefónicas, la última de las cuales tuvo lugar el lunes, con un tono tenso.

Blindados ucranianos

Kiev había anunciado durante el fin de semana pasado la “operación antiterrorista”, que empezó a concretarse el martes.

Una columna de blindados del ejército ucraniano estaba estacionada cerca de Izium, 40 kilómetros al norte de Slaviansk, controlada desde el pasado sábado por hombres bien armados y organizados, aunque sin distintivos.

Kiev teme que se reproduzca el escenario de la península de Crimea, que perdió a manos rusas, una audaz operación que se inició con soldados que entraron en edificios públicos sin portar identificativos.

Slaviansk es una ciudad de 120,000 habitantes, símbolo de la amenaza de un estallido entre el este ucraniano, rusófono, y el centro y oeste del país, que miran hacia Europa.

“Serán liquidados”

Los separatistas que no depongan las armas serán “liquidados”, declaró el general Valeri Krutov, número dos de los servicios especiales ucranianos (SBU), que dirige la operación “antiterrorista”.

Los hombres pertenecen a las “tropas especiales del GRU (inteligencia militar rusa) que tienen una gran experiencia en conflictos”, acusó el general ucraniano cerca de Izium.

Una decena de blindados, tanques y siete carros que transportaban a miembros de las fuerzas especiales ucranianas, estacionaron cerca de Izium.


Rusia prueba misil balístico

Poderío. Rusia llevó a cabo un nuevo ensayo de misil balístico intercontinental (ICBM), en plena escalada de las tensiones en Ucrania pero tras haber informado a Estados Unidos en función de los acuerdos de desarme vigentes, afirmó el martes el Pentágono.
“Puedo confirmar que los rusos efectuaron ayer un tiro de prueba de un ICBM”, declaró el coronel Steven Warren, portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos.
“El lanzamiento fue notificado previamente”, en conformidad con lo dispuesto por el tratado START de desarme nuclear, firmado en 2010 entre Washington y Moscú, añadió el portavoz, para quien se trató de un ensayo “de rutina”.
“Estados Unidos y Rusia prueban regularmente sus ICBM y SLBM” (misiles estratégicos lanzados desde submarinos), explicó.
El portavoz no especificó qué tipo de misil había sido tirado.
El 4 de marzo, Rusia efectuó, también con aviso previo a Estados Unidos, un ensayo de ICBM de tipo Topol.

 

"Por regla general la llegada de contingentes de fuerzas de paz no resuelve nada, desafortuna-damente solo congela el problema".

Dmitri Medvedev,
primer ministro de Rusia.