•   MEXICO  |
  •  |
  •  |
  • AP

Autoridades federales anunciaron que no se encontró ningún rastro de explosivos en los restos del avión oficial que se desplomó con el secretario de Gobernación y otras 8 personas a bordo.

El secretario de Comunicaciones y Transporte, Luis Téllez, dijo que tampoco hay evidencia de fallas en los motores, por lo que "se refuerza la hipótesis de que la caída del avión fue un accidente".

El funcionario añadió que todas las partes esenciales para que pudiera volar el Learjet 45 siniestrado fueron encontradas.

El jet se estrelló el martes en la noche en una zona lujosa de la zona central de la ciudad de México y mató a 14 personas, entre las que están nueve funcionarios y miembros de la tripulación y cinco personas en tierra. Al menos 40 personas resultaron heridas.

El delegado de la Procuraduría General de la República en la ciudad de México, Ricardo Nájera, informó en la rueda de prensa que después de un análisis realizado por expertos de la dependencia no se halló rastro alguno de sustancias explosivas en los restos de la aeronave.

"No se encontró ningún nitro, anfo, dinamita, TNT, C4", o algún otro explosivo, aseguró el funcionario, lo que significa que no hubo una explosión previa al percance.

El secretario de comunicaciones anunció que dentro de las siguientes 48 horas los restos del Learjet serán trasladados del lugar del siniestro a un hangar del Aeropuerto Internacional de la ciudad de México para continuar ahí con los análisis.

Insistió que en menos de una semana se tendrán los primeros resultados de los estudios de las dos cajas negras del avión que fueron enviadas a un laboratorio en Washington.

Aseguró que a pesar de estos primeros avances "todas las hipótesis se están investigando".