•   Panama  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La huelga de la construcción que mantiene paralizada la ampliación del Canal de Panamá y centenares de proyectos inmobiliarios entró ayer en su tercer día, mientras las directivas patronal y sindical se acusan de intransigencia, aunque insisten en que quieren negociar.

El Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) inició el miércoles una huelga indefinida para exigir un alza salarial del 80% en los próximos cuatro años, frente a la oferta del 21% para el mismo período presentada por Cámara Panameña de la Construcción (Capac).

El director ejecutivo de la Capac, Eduardo Rodríguez, dijo este viernes que la patronal quiere ajustar el salario de forma “razonable” a los trabajadores, y acusó a la directiva sindical de “intransigente” por proponer un ajuste “desproporcionado”.

Incremento del 80%

Subir en 80% el salario de los trabajadores de la construcción durante los cuatro años que debe regir la nueva contratación colectiva no solo contraería el mercado, sino que dispararía los precios de las viviendas, argumentó Rodríguez.

Pero el secretario general del Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), Saúl Méndez, dijo este viernes a ACAN-EFE que lo único “desproporcionado son las ganancias” de los empresarios de la construcción.

Los constructores acumularon ganancias del “337% entre 2006 y 2013, mientras el salario creció un 18%” en el mismo período, dijo Méndez.