elnuevodiario.com.ni
  •   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La pandilla Mara 18 "decidió romper la tregua" entre los grupos delictivos en El Salvador, por lo que los homicidios han aumentado en los últimos días, reconoció hoy el presidente salvadoreño, Mauricio Funes.

"Una de la pandillas (...) decidió romper la tregua o al menos a comenzar de dejar de cumplir uno de los compromisos que había adquirido y me refiero a la pandilla 18", dijo el mandatario durante su programa radial "Conversando con el Presidente".

Dentro de ese grupo delictivo "hay una división" (...) una que se conoce como los Revolucionarios (...) los otros Sureños, son estos los que están asesinando, y han hecho que los homicidios se incrementen", de un promedio de cinco a un "aproximado de ocho", agregó.

Datos del Instituto de Medicina Legal indican que el promedio es de 9,9 asesinatos.

La "tregua" fue suscrita en marzo de 2012, inicialmente entre las pandillas más grandes del país (la 18 y la Mara Salvatrucha), pero luego se les unieron otras pequeñas.

Ante el repunte de homicidios, el mandatario anunció que "en los próximos días" un equipo de trabajo de Seguridad de su Gobierno con el del presidente electo, Salvador Sánchez Cerén, quien asumirá el poder el próximo 1 de junio, trabajarán en un plan de corto plazo para disminuir los homicidios y extorsiones en los últimos días de su administración y los primeros del nuevo Ejecutivo.

Funes destacó que "hubo momentos de vigencia de la tregua en que los asesinatos se redujeron a un promedio diario de cinco o seis y a lo largo de casi 22 meses de tregua se mantuvo esta cifra que permitió que se salvarán vidas".

"Lamentablemente, como es una tregua suscrita por pandillas y no por el Gobierno y las pandillas (...) no deja de tener cierta fragilidad, en la medida que depende de la buena voluntad de estas pandillas de mantenerla o no", reconoció.

El Gobierno ha asegurado en reiteradas ocasiones que sólo actuó como "facilitador" del armisticio, pero conforme fue perdiendo fuerza se alejó de ella, a tal punto que hoy está facilitando una negociación con los diversos sectores de la sociedad para combatir la delincuencia, acción que Funes llamó este sábado como un relanzamiento de la "tregua".

Sin embargo, el ministro salvadoreño de Seguridad, Ricardo Perdomo, dijo recientemente que el nuevo proceso "no es una negociación entre la sociedad y las pandillas", sino que "simplemente es un diálogo entre todos los sectores de la sociedad que se van a comprometer a resolver los problemas del país" en materia de seguridad.