•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Estudiantes venezolanos de la oposición al presidente Nicolás Maduro marcharon ayer por zonas del acomodado este de Caracas, en una manifestación sin incidentes debido a que los jóvenes no pudieron acercarse al populoso centro capitalino.

Agentes de la Guardia Nacional (GNB, policía militarizada) y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) bloquearon el acceso al centro de Caracas, lo que obligó a los estudiantes a cambiar la ruta y a mantener la marcha en calles de los municipios Baruta y Chacao, ambos administrados por opositores a Maduro.

Los alcaldes Gerardo Blyde (Baruta) y Ramón Muchado (Chacao) autorizaron la marcha, pero no asistieron a ella, al igual que otros opositores que privilegiaron secundar otras manifestaciones, entre ellas una recolección de firmas en demanda de una amnistía política.

En la manifestación estudiantil, que fue vigilada por la fuerza pública también desde el aire, participaron algunos dirigentes de partidos políticos que han rechazado que la Alianza partidista Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la plataforma partidista antigubernamental, mantenga diálogos con el Gobierno.

Entre estos destacaron la dirigente María Corina Machado, recientemente despojada de su condición de diputada, y el alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma.

Ambos han cerrado filas junto al partido Voluntad Popular, del apresado dirigente Leopoldo López, en el sector que dentro de la MUD se opone a dialogar con “el dictador”, como llaman a Maduro.

López está preso en una cárcel militar cercana a Caracas desde el 18 de febrero pasado, acusado de instigar los hechos de violencia que comenzaron el 12 de febrero, y que a la fecha se han cobrado 41 vidas, han dejado 710 heridos y lesionados, y 2,626 detenidos, de los cuales 180 siguen presos, según cifras oficiales.

Universitarios no comparten objetivos

Juan Requesens, presidente de la instancia estudiantil de la Universidad Central, la principal casa de estudios superiores del país, confirmó que ellos no forman parte del diálogo de la MUD con el Gobierno, el cual, opinan, debe darse después y no antes de que se atiendan las demandas, entre ellas la liberación de los detenidos.

“El Movimiento Estudiantil no comparte los objetivos de la MUD”, y si bien estamos dispuestos al diálogo, no estamos con esta catarsis que se está haciendo ahorita”, declaró Requesens.

El alcalde Ledezma recordó, a su vez, que la marcha también rechazó una reciente decisión del Supremo de Justicia de prohibir las manifestaciones que no tengan permisos municipales previos, lo que evidencia que el Gobierno, sostuvo, “se burla” de la MUD.

“Es una provocación al espíritu de diálogo que algunos compañeros de la MUD han puesto de manifiesto; es una manera de burlarse del diálogo”, declaró Ledezma a los periodistas.

 

41

personas han fallecido desde que iniciaron las protestas.

 

710

manifestantes han resultado heridos y lesionados

 

Justicia venezolana niega marchar

LIBERTAD • El derecho a la manifestación no es un derecho absoluto, dictaminó el jueves de la semana pasada el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, y admitió que en los casos que no medie un permiso de las autoridades, la Policía debe dispersarlas, aun cuando estas sean pacíficas.

El máximo tribunal anunció en un comunicado que la Sala Constitucional interpretó el artículo 68 de la Constitución, el cual dispone que “los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a manifestar pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establezca la ley; reconociendo en la decisión que ese derecho político no es absoluto, y, por ende, admite

restricciones para su ejercicio al ordenar que el mismo se ejerza conforme a las previsiones de ley”.