elnuevodiario.com.ni
  •   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Al menos ocho personas murieron este domingo en un incendio en un centro de rehabilitación para drogadictos en la región de Altai, una tragedia que plantea nuevas interrogantes sobre las reglas de seguridad en las instituciones médicas de Rusia.

Los cadáveres de ocho personas fueron encontrados después de que las autoridades apagaron un siniestro que estalló en un centro privado de desintoxicación para drogadictos llamado Chisty List (Borrón y cuenta nueva) en la región de Altai, dijeron los investigadores en un comunicado.

Otras seis personas de este centro privado de tratamiento para drogadictos y alcohólicos en la aldea de Ozero Krasilovo sufrieron heridas, afirmó el portavoz del ministerio de Emergencias Regionales, Andrei Pozdnyakov.

Las llamas destruyeron casi totalmente el edificio, dijo Pozdnyakov.

"Sólo quedaron los muros", declaró este vocero a la AFP, agregando que los otros pacientes del centro fueron trasladados a una escuela de la localidad.

Se están investigando las causas del incendio. El ministerio de Emergencias afirmó que era posible que se debiera a un descuido, pero no dio detalles.